Soul Eater

Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Ago 04, 2013 7:14 pm.

Últimos temas
» Mite mite!! Un unicornio en mi presentación!!
Miér Dic 12, 2012 4:45 pm por Death The Kid

» Ficha de Akiko.
Dom Dic 02, 2012 3:42 pm por Akiko-san

» Hola a todo el que sea persona ^^ (y a el que no tambien (?))
Dom Dic 02, 2012 2:55 pm por Akiko-san

» Ficha de Akira
Mar Sep 25, 2012 11:04 pm por Akira

» [IMPORTANTE] Foro Soul Eater Rol || Leer Obligatoriamente ~
Miér Sep 05, 2012 11:00 pm por Ike

» aqui llego danny para ser mejor que dios mismo!!
Jue Ago 16, 2012 5:06 pm por danny_elcabeza

» La muerte del anterior
Mar Ago 14, 2012 5:04 pm por Ike

» Ficha de Mape
Vie Ago 10, 2012 12:15 am por Death The Kid

» ..::Ficha de Kenny::..
Vie Ago 10, 2012 12:11 am por Death The Kid




Shinigami


Simca


Death The Kid


Abril 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario


Ficha de Yoru

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Yoru

Mensaje por Yoru el Lun Ene 02, 2012 10:36 am

Nombre del personaje: Jitsubasa Yoru [Yoru alasdefuego]
Edad de personaje: 18 años
Criatura: Brujo

País:
España
Especialidad: Técnicas

Descripción física: Yoru es un joven de delgada complexión. Sus cabellos son de color negro cual azabache los cuales no son capaces de emitir ninguna clase de brillo. Su rostro muestra siempre una indiferencia antinatural, llevada a unos extremos que se saltan las reglas de lo llamado "humano". Su andar es lento, pero preciso, cual canto harmónico especialmente diseñado para que sea grácil y elegante, a la vez que bello. Su cuerpo está recubierto de una serie de tatuajes tribales, los cuales en realidad son un complejo conjunto de sellos los cuales inhiben su poder.

Descripción psicológica: Yoru es un joven tímido, frío, distante e inseguro. Esta serie de cualidades negativas vienen dadas debido a que desde muy pequeño que fue obligado a entrenar, además de que nunca fue capaz de hablar con nadie. Es muy frió, puede llegar a mostrarse irritable o borde, aunque no es su intención, simplemente no ha aprendido a comportarse de otra manera. Sacando su parte mala, es un joven protector y dedicado, muy por fuera de los estándares de los brujos quienes en la adolescencia heredan un instinto destructivo y, a diferencia de lo normal, no es muy destructivo (salvo cuando pelea)

Señas particulares: La primera es que es ciego de un ojo, solo puede ver por el ojo derecho, el cual es de color carmesí, y por herencia genética familiar es capaz de visualizar pequeños retazos del pasado de aquellas personas a las que mire. La segunda es que el impulso destructivo natural de los brujos él lo desarrolló como una conciencia alterna, la cual es situaciones críticas es capaz de tomar el control del brujo por un breve lapso de tiempo. El comportamiento se ve modificado radicalmente por una faceta mucho más destructiva y alocada.

Genero: Masculino
Preferencia sexual: Heterosexual

Mini historia:

Yoru, no se sabría decir si tuvo la suerte o la desgracia de nacer como brujo. Hijo del último de un extraño linaje de brujos de combate, conocidos como "brujos dragón", entrenó desde muy pequeño junto a su padre y su madre, Aurios y Adhiana, aunque la madre no pertenecía a dicho linaje. Estuvo muchos años mejorando más en el ámbito físico que en el mágico, pues la experiencia del padre le había enseñado que la gente se aprovecha de tus debilidades, y es mejor dejar el mínimo posible o lo más atenuadas posibles. Aurios había sido en su tiempo de "juventud", debido a que los cuerpos de los brujos no envejecen, una leyenda entre brujos y tal vez el único que hubiese podido decirle cuatro cosas a Mabaa-sama, la matriarca del concilio, y su vasto conocimiento de técnica no tenía parangón.

Yoru, dese pequeño, entrenó en las mismas y exactas artes de su padre, sintiendo el fuego como una extensión de sí mismo, pero a la vez a un nivel superlativo, más alto de lo que cualquier brujo podría sentir conectándose a dicho elemento. Estaban empezando a despertar las latentes habilidades dracónicas del linaje. Aunque, al igual que su padre, aunque de un método distinto, desarrolló la misma desgracia.. Una sin nombre, una que habita en lo más profundo del alma y, al igual que en el mismo, se iría gestando a lo largo de los años. Siendo preventivo, su padre no tardó en percatarse de dicha desgracia e imponerle los mismos limitadores que a sí mismo. Junto a Adhiana, prepararon un ritual con el cual su hijo tendría los mismos limitadores que el padre, un conjunto intríseco de sellos inhibidores así como cadenas anímicas. Era un tipo de sellado complejo, que se tardó un dia entero en prepararse. Una vez completo, aquella desgracia permanecería aletargada, y las posibilidades de que despertase, serían muy pocas..

Sin embargo, la mala suerte perseguía al padre, igual que perseguiría al hijo. En un día, aparecieron unos amigos de la familia, extrañamente un equipo de técnicos y armas de Shibusen. Por la parte técnica, estaba Lehedara Requiem, una mujer de muy buen ver y considerable atractivo, que conocía al brujo desde hacía tiempo ha, y junto a ella, su fiel arma, Straffes Bestraffest, el que había sido el rival del brujo en sus tiempos mozos. Habían ido para comprobar como crecía el pequeño Yoru y lo que iba aprendiendo con su padre, y se hicieron muchos comentarios graciosos ese día y fue una muy agradable velada. El padre del joven brujo y el arma, straffes, no podían evitar ponerse melodramáticos al recordar su primer duelo realizado en la antartida, así como la búsqueda aún pendiente del demonio Reandoro, que fue en su día el padre de dicha arma.

Aunque la velada fue interrumpida por varios brujos, quienes, al igual que en su día, vinieron a por el padre. Adhiana se encargó de mantener protegido a su hijo, empleando una de sus habilidades personales, mientras el resto combatían. Aurios, desplegando su vasto potencial con sus espadas psicosensitivas, no tardó en enzarzarse contra uno de los atacantes, intercambiándose golpes, efectuando rápidas paradas y un sinfín de maniobras. Lehedara y Straffes se enzarzaron con otros dos adversarios, haciendo gala de una fuerza y habilidad asombrosas, aunque no se habían traído a sus canes, que formaban parte del set de armadura de Lehedara.Sin embargo, quedó otro adversario, que se precipitó hacia la madre, descargando toda su potencia en una devastadora descarga de magia negra, que se precipitó celérica y ansiosa de muerte sobre la madre.

Sin embargo, dicho disparo fué interceptado por el padre, quien manifestó su forma animal, una magnificiente sierpe celestial, deteniendo el golpe con la inmensidad de sus alas emplumadas. Sin embargo, la potencia de dicha ráfaga le arrebató la vida al brujo, volviendo a su forma humana, con su cuerpo humeando. Sus hojas se apagaron casi al instante, cayendo pesadamente al suelo junto a su dueño. En el momento de distracción, un ataque también alcanzó a la madre, y el equipo de Shibusen fuñe acorralado por el resto de adversarios y también sometido. Ya solo quedaba el pequeño brujo, que no sabía que hacer. En el último instante, escuchó a su padre, pronunciar las que serían sus últimas palabras: huye. Yoru, con los ojos llorosos y temblando, tomó las hojas de su padre y se marchó corriendo. Cuando los atacantes se disponían a perseguirlos, se vieron obligados a darse media vuelta, debido a unas extrañas fluctuaciones de energía.

Cuando los atacantes se voltearon, el padre empezó a levantarse, desprendiendo una profunda aura carmesí, que empezó a sacudir la tierra. el único ojo por el que podía ver, al igual que su hijo, se tinó de un color violento, una sed de sangre que solo aparecía en ciertas ocasiones. El brujo veterano se iba repitiendo las mismas palabras: No le tocaréis. El brujo, quedándose de pie como pudo, la magia empezó a fluir de un modo extraño, casi opresiva, ardiente, desencadenada. El brujo dejó suelto su Soul Protector, manifestando una gargantuesca esfera, cubierta con los mismos sellos que su hijo, así como las mismas cadenas anímicas, las cuales, poco a poco, empezaron a quebrarse. Cada vez que una de ellas quebrarba, el cielo y la tierra recibían una fuerte sacudida sísmica, y se empezaba a manifestar el verdadero poder del brujo: Zenryoku Marioku no Kaiho [Sello del poder mágico total liberado]. Utilizando su energía restante, el brujo creó un torrente de fuego negro, que consumió su vida, su alma, la de su amada, la de sus amigos y por supuesto la de sus adversarios. Un fuego incapaz de detenerse, unas llamas destructivas de tal calibre que atacaban a la esencia. Yoru por suerte ya estuvo lejos, y por desgracia, ahora se encontraba sólo en el mundo... Así que, al igual que su padre quien quedó huérfano de pequeño, le tocaría sobrevivir solo el resto de sus días...



Última edición por Yoru el Mar Ene 03, 2012 8:17 am, editado 2 veces (Razón : Escribir la historia :3)
avatar
Yoru
Humano

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 02/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.